Declaración de Bolivia – 2016. CEAL Oportunidades e Inversiones en Tiempos Difíciles

El escenario internacional muestra una desaceleración de la actividad económica en Asia, Europa, y tan solo un frágil crecimiento en Estados Unidos. Según las previsiones, América Latina crecerá entre un 1% y 2% en 2016. La disminución de precios de los commodities y la energía presionará a las economías de América Latina. Brasil, Argentina y Venezuela se encuentran en una profunda reformulación de sus políticas, y registrarán un crecimiento negativo del PIB.

Las inversiones extranjeras en términos de PIB en América Latina continúan siendo las más elevadas del mundo representando un 1,4% del PIB (161 mil millones de U$ en relación a un valor del PIB de 9.000 mil millones). Una parte son inversiones extranjeras directas, otra son merger and acquisitions (M&A). Las inversiones internas oscilan entre un 15% del PIB en Brasil, y un 25% en Perú. Con una reducción del crecimiento económico, la devaluación de las monedas, y precios más bajos de los productos latinoamericanos, unido a la incertidumbre política, seguramente las tasas de riesgo van a aumentar.

Por otra parte hemos observado una América Latina en proceso de transformación. Las sociedades civiles demandan una nueva ética en la gestión pública y administradores privados transparentes, que rechacen la corrupción. Este proceso de transformación tiene la opinión pública de su lado y en países como Brasil, al poder judicial, dando apoyo a medidas que incluyen la prisión de empresarios, y el proceso para la destitución del Presidente.

En primera instancia, la restauración de estos valores por parte de la sociedad civil genera grandes incertidumbres, pero mirando hacia el futuro, no cabe duda que se fortalecen las instituciones democráticas y permiten grandes reformas estructurales necesarias para el continente latinoamericano.

El CEAL  no es  sólo un observador de estos cambios que se están produciendo, sino un participante activo en busca de las mejores opciones, siempre bajo los principios institucionales y democráticos y respetando los valores de la  libertad, los derechos humanos y sostenibilidad de las políticas económicas, sociales y ambientales.

Los líderes que participan en este debate sugieren que las reformas que buscan una América Latina  más libre, abierta y competitiva, se deben dirigir por una política de integración social,que respete los derechos humanos. Venezuela, por ejemplo es un punto de gran preocupación para el CEAL.

En un reciente debate en París del Foro de Mercados Emergentes, en el que CEAL estuvo presente, se presentaron las megatendencias para el año 2050, en la cuales queda en evidencia que América Latina forma parte en mayor medida de las soluciones que de los problemas estructurales del futuro.  Aprender a conducir nuestro desarrollo en esta dirección es el objetivo de una clase empresarial comprometida y participativa.

Invertir en estos tiempos de cambios y transformaciones, requiere visión y coraje. América Latina puede sobresalir aún más fortaleciendo sus cadenas de producción, por ejemplo la agroindustrial, más aún cuando uno de los principales temas de preocupación mundial es la seguridad alimentaria. También es preciso prestar atención a las inversiones en distintos tipos de generación de energía, el procesamiento de ciertos recursos naturales, la conservación del agua, entre otros.

Muy importante también es el sector de los servicios que, por la amplitud  de su mercado,  ofrece un gran espacio para la innovación, la conectividad y la movilidad,  y en tal sentido, grandes ventajas para la población. La Internet de las Cosas, incluyendo salud, educación y productividad, es un elemento que debe ser tenido en  cuenta por las inversiones públicas y privadas. Particularmente la educación y la innovación son áreas de relevancia para CEAL. Por ejemplo, actualmente CEAL ha seleccionado algunas de las propuestas sobre estos temas presentados por el Dialogo empresarial de las Américas del Banco Interamericano de Desarrollo, para su análisis y ofrecer alternativas que permitan su implementación dentro de los tres próximos años, de modo que sean efectivas y se puedan ejecutar.

El CEAL también está analizando temas de relevancia regional a través de los Grupos de Debate CEAL, como por ejemplo, la industria farmacéutica que prevé la posibilidad de mejoras significativas en los países si se desarrollan acciones concretas de cooperación de los organismos reguladores, o para combatir epidemias, como la  Zika. Otro grupo que reunió a mujeres líderes estableció la importancia de apreciar el liderazgo femenino en las organizaciones, aumentando su alcance y ofrecer las mismas oportunidades. La integración energética fue objeto de debates en los grupos, tratando de integrar las regiones y mejorar competitividad y seguridad de redes. Bolivia como importante proveedor de gas, aquí se califica de manera ejemplar y puede aumentar su potencial para transformar sus hidrocarburos en suministro de energía. Inversiones públicas y privadas son la solución y no el problema, el atractivo para remitir propuestas a través de las fronteras de los países depende de un marco regulador común y bien aceptado por los mercados. Ejemplos fueron citados, como Itaipu Binacional.

Hubo gran interés en la moción presentada por el ZICOSUR, una iniciativa de varios países de América central y del sur que buscan cooperación subregional en iniciativas de infraestructura para aumentar su nivel de negocio. Días antes de la Junta Ampliada, CEAL apoyó la caravana de integración, en la que más de 60 vehículos con empresarios pertenecientes a 5 países y autoridades locales viajaron más de 2.300 kilómetros para apoyar la integración de América del sur centro-oeste.

En los días de reunión celebradas en Santa Cruz, Bolivia, entre el 27 y 29 de abril,  más de 200 participantes  debatieron con el CEAL  sobre cómo avanzar en estos tiempos de transformación y obtener ventajas de las potencialidades que ofrece la región y en particular de Bolivia, país que se presentó como un destino de inversión, tanto en las áreas de agroindustria, como de industria y servicios. Varios ejemplos destacados muestran que Bolivia presenta un alto potencial y merece mayor reconocimiento, por ejemplo en el sector exportador de servicios tecnológicos o de proveedores de servicios y productos de alta calidad.

Participaron de los debates ex presidentes y ministros de distintos países, así como dirigentes locales de Santa Cruz y Bolivia, junto a los líderes de la CEAL de más de 19 países. Un acontecimiento muy destacado del evento fue el acto de constitución del Capítulo de Bolivia de CEAL, con más de 25 participantes y la presencia de varias autoridades.

Agradecemos la excelente hospitalidad, amistad y hermandad ofrecida por nuestros hermanos  bolivianos.

CEAL Internacional

shares